11/2/12

Dejemonos de lamernos las heridas...



A veces vamos al doctor para que cure nuestro cuerpo y al psicologo/psiquiatra para que cure nuestras mentes. Pero nos olvidamos de que son un conjunto, no puedo curar mi mente envenenando mi cuerpo. No puedo curar mi mente si mi cuerpo no esta en armonia. En estos dias de globalizacion y farmaceuticas hemos olvidado nuestro propio poder y nuestro conocimiento heredado.
Diez meses despues que falleciera Victoria (mi abuela paterna), Alejandro (mi abuelo paterno) me dijo que el habia tenido una muy buena vida, que el se sentia satisfecho y que ya era tiempo de partir. Yo, con recientes 13 inviernos no entendi ese maravilloso momento en que apreto mi mano fuerte mientras caminabamos desde el tambo a casa. El estaba preparando sus maletas, en solo 10 diez emprenderia su viaje de reencuentro. Tenia, creo que 98 veranos, caminaba con un baston por un accidente en su pierna y portaba una enorme traqueotomia. Habia tenido una vida plena y siempre fue dueno de su destino, tambien queria tener ese poder sobre su muerte. Y lo tuvo. Casi diez dias despues lo internaron por una hernia, nada grave. Pero el medico dijo: es como si no quisiera vivir. Y asi fue. Si creen que es una leccion de rendirse, nada mas erroneo. Es una leccion de escuchar a su propio cuerpo, a su propia escencia. De tener el control sobre la vida, sabiendo algo que inexorablemnte no podemos revertir: la muerte.
Aprendamos de los que estuvieron antes en estas tierras, volvamos a la escencia.
Muchas veces la gente no se da cuenta de que aunque quizá no puedan controlar todo lo que les sucede en la vida si pueden controlar la forma en que responden a esos acontecimientos. Cuantas veces escuchamos decir a una persona que sacará adelante su matrimonio aunque se muera,  me gustaria que esa persona oiga bien lo que está diciendo y que se dé cuenta del daño que ella misma se causa con este tipo de mensajes. La mente y el cuerpo son una unidad y no se los puede separar.
Aprendiendo a amarnos lograremos sanarnos.  Parece facil pero es un largo camino en el que debemos ir paso a paso descubriendo nuestras propias emociones alteradas, tomando conciencia de ellas y sanándolas con amor. Hay muchas terapias, miles de técnicas complicadas que requieren tiempo y esfuerzos que a veces no podemos hacer. Pero si podemos hacer algo más simple, más divertido, un sistema para incorporar a nuestra vida que nos ayude a concentrarnos en nosotros y nuestras necesidades. Comencemos por las emociones :
* Ira, Rabia, Frustración, agresividad. Las personas que no saben manejar estas emociones suelen tener problemas biliares y en muchos casos les han debido extirpar la vesícula porque el calor interno generado por la rabia calcifica la bilis formando piedras. Sanación: La Ira se cura con amabilidad. Desarrollando la generosidad de dar y de recibir... Reduciendo proteínas y aumentando vegetales en la dieta.
Escuchando música Barroca (Vivaldi, Mozart, Bach, Beethoven).
Mírate al espejo durante 5 minutos cada día y practica tu mejor sonrisa. Consérvala en la mente o hazte una fotografía y repítela siempre que puedas durante el día. Frase maestra: Canalizo mi vitalidad de forma efectiva.
También visualizando el color verde. La naturaleza es un sanador enormemente verde. Sali al parque, al fondo de tu casa, descálzate, respira suave, abraza un arbol y canaliza en el tu energía negativa y reponte de su energía verde y pacífica. Practica gimnasia yoga o cualquiera de las tecnicas de artes marciales.
* Miedo inseguridad y fobias:
Cuida esos riñones mediante la Bondad y la Paz. Libérate del miedo.
Sanación: Relajarse mirando el mar o el río o espacios grandes de agua. Bailando música de danza de tambores descalza. Desarrollando la creatividad. Desarrollando la fe en ti mismo. La reflexología podal te ayudaría a conectar con vos mismo. El aroma de jazmín seda los miedos y en general toda la aromaterapia de flores del elemento agua . No dejes de poner la atención en tus pies cada día durante 5 minutos mientras les sonríes. Visualiza azul oscuro.
Frase maestra: Yo soy capaz de resolver cualquier situación.
* La soberbia, la impaciencia, la prisa, el odio
Son enfermedades del corazón y del sistema circulatorio.
Sanación: Se curan con Amor y Felicidad. Aceptándonos como somos y desapegándonos del EGO. Observando nuestros propios errores cada vez que veamos uno en los demás. Reflexiona cada noche ¿Cuántas oportunidades de dar amor has perdido hoy? El cuidado el corazón es muy delicado, si nos sentimos que nos sobrepasan estas emociones acudamos a un especialista (medico, psicologo, psiquiatra). Visualiza el rojo brillante.
Frase Maestra: "tengo todo cuanto necesito"… eso produce felicidad.
* Stress, Tristeza, desesperación: Son enfermedades del Pulmón, sistema respiratorio.
Sanación: Se curan con Valor y ánimo. Bailar música jazz nos hará sentirnos fuertes y valientes. Vestir colores alegres y mezclados de blanco. La acupuntura o digitopuntura son terapias muy adecuadas. Si te sentis muy angustiado abre la ventana o ve al campo, recurre al yoga: ponte en posición de perro, arqueada la columna hacia abajo y ruge desde el fondo de tu ombligo por 6 veces con todos tus pulmones, tomando aire cada vez lentamente hasta llenar tus pulmones. Te resultara tonificante. La meditación de la sonrisa taoista te hará sentir feliz con vos mismo. Y Huele!. Huele aromas, huele lluvia, tierra, flores, personas, huele la Vida. La aromaterapia es especialmente indicada. Visualiza el color Blanco.
Frase maestra: Yo puedo y deseo ser feliz.
*Preocupación, Culpa, limitación: La victima de estos problemas son el estomago y el bazo, lo cual afecta al sistema inmunológico. Sanación: La medicina contra esto la podemos encontrar en la Belleza, la Justicia y las Posibilidades sin límite. Practica el canto, no importa que sepas la canción o que te inventes letras y músicas. Deja que fluya los sonidos de tu garganta, te liberara de preocupaciones. Viste de amarillo ocre y naranja, te sentirás fuerte. Toma infusiones de plantas solares como caléndula, manzanilla, tomillo. Modela figuras con arcilla mientras piensas en enormes campos de trigo mecidos por el viento.
Frase maestra: Siempre hice todo lo mejor que supe.

Preparate una infusion y mimate.
Hasta nuestro proximo aquelarre :) Namaste


                                                   PaulyS

2 comments:

Verónica Marsá dijo...

Mucha cura necesito yo, aunque soy muy capaz de todo, cuesta levantar el ánimo y hacer frente a las cosas. Lo peor no es cómo me siento, prácticamente agotada de todo, de coraje, de valor, de estado de ánimo, de ganas, de motivación... muy baja. Pero siempre fue así, pocas veces he remontado, aunque desde afuera todos te vean tan fuerte. Eso es lo peor, el dar una imagen de fortaleza que no se siente. Llevar el estandarte de la justicia siempre por delante, ha hecho que las bofetadas también me las llevase yo. Es decir, defendí los intereses propios y de los demás, muchas veces, demasiadas, los demás se quedaron con los beneficios y yo sigo sin trabajo por problemática. ¿Crees que nadie me ha defendido nadie nunca? Pues no. Salvo en casa, donde tengo todo el amor del mundo y donde me siento tan segura, no hay nada ningún lugar en el que me sienta bien. Hasta Grecia me falló y no entro en detalles.

Mucha cura y muchas pócimas de amor necesito, amiga. Mi espíritu está muy lastimado y apenas vive más que por inercia.

Un beso.

Neogeminis dijo...

Lindo comienzo para esta nueva propuesta. Te confieso que soy bastante desconfiada con los médicos, sobre todo en relación a esos que entienden que el organismo puede interpretarse como sub-unidades independientes que se enferman y tratan aisladamente. Cada vez estoy más convencida que la fuerza de la mente y la energía positiva tienen gran poder para re ubicarnos en el equilibrio interno del que salimos cuando nos enfermamos, y que nuestro organismo no sólo depende de las influencias físicas que nos afectan, sino, sobre todo, de la actitud positiva que podamos proyectar.
Muy interesante tema.

un abrazo.

Publicar un comentario

Gracias por compartir tu opinion :)